¿Qué es la Terapia Cognitivo Conductual?

Una disciplina científica

Como ya habreis leido en alguna parte, lo que realmente nos bloquea y nos perturba no son las situaciones que vivimos en sí mismas, sino la interpretación de ellas que nosotros realizamos.

A partir de una misma situación desarrollamos unos pensamientos (cogniciones) que nos hacen sentir unas emociones concretas. 

Esta manera de sentir y de pensar que nos es propia, marcada por nuestra predisposición genética o temperamento y moldeada por el aprendizaje y las experiencias vividas, nos hacen actuar (conducta) en un sentido u otro.

La Terapia consiste en modificar los pensamientos negativos o distorsionados, acerca de nosotros mismos, de las relaciones sociales, de la sociedad, del futuro... y convertirlos en pensamientos más adaptativos, pensamientos que nos produzcan emociones positivas, controlando también así las conductas que nos traen mayores problemas y situaciones que vuelven a arrancar este círculo de pensamientos, emociones y conductas bloqueantes y angustiantes.

Este camino no lo puede recorrer solo el terapeuta, es el paciente el que se tiene que identificar como agente de su propio cambio, de su recuperación, así que la palabra paciente es meramente un término, puesto que su papel en la terapia es completamente activo.

En este caso yo, como terapeuta iré marcando las pautas, enseñando a usar las herramientas disponibles, para conseguir las metas que se vayan fijando en consulta de manera consensuada entre ambos.